Operación preludio. Editorial miércoles 10 de julio, 2019.

0
238

La dictadura sigue viva. A pesar del enorme sacrificio del pueblo honesto de Honduras, el pulso en el poder de la mafia que ha tenido secuestrado el control de la decisiones del país, sigue latiendo. Con esto, la actividad delincuencial desde el estado mismo sigue su curso, quizás ya no descaradamente, en parte porque ya lo han drenado casi todo, en parte porque hay cautela como consecuencia del enfado social y en mayor parte, porque las acciones ciudadanas han golpeado al régimen. Heridos si están, pero no acabados.

Los eventos que han sucedido este año, han mandado un mensaje fuerte de una muerte anunciada. Hoy, el dictador y su compañía reconocen su mortalidad.  En el sentido en que la dictadura y sus actores presienten que su tiempo en el poder comienza a esfumarse, su forma de operar ha entrado al modo desesperado del cambio de estrategia. Podríamos indicar que la dictadura se encuentra ejecutando la fase del preludio, preparando su salida.

Esta operación de sobrevivencia, llama por accionar un protocolo de cubrir sus rastros de los múltiples delitos cometidos, destruir evidencias (intervenciones a múltiples instituciones del estado) y sacar los capitales fuera del alcance de posibles confiscaciones (conocimiento de venta de propiedades, acciones y traslados de dinero ya dieron inicio). Además, la operación preludio llama por la ejecución urgente de crear la más poderosa armadura de impunidad.

Esta etapa conlleva el siguiente plan:

  • Bajo ningún punto aprobarán reformas electorales que afecte las posibilidades que el partido origen de la dictadura, disminuya las posibilidades que este siga en el poder. Jamás, aprobarán la segunda vuelta y el resto de las reformas serán si acaso, más de lo mismo.
  • La moneda de cambio para mantener una bancada nacionalista en el congreso unida, aún cuando esta ya se ha fraccionado en tres, es la realidad que múltiples congresistas han cometido actos de corrupción y están bajo sendas investigaciones, que si bien es cierto están engavetadas, existen. Desde el desfile de oenegés, hasta la simple corrupción burda a cambio de favores y contratos, son parte de un menú delincuencial que sería más fácil enumerar los diputados honestos que aquellos que están implicados, incluyendo los niveles más altos en el poder legislativo.
  • Es por lo tanto indispensable sino eliminarla, limitar a la MACCIH y eliminar la UFECIC.
  • Es por lo tanto indispensable, no aprobar la ley de colaboración eficaz, ni eliminar la ley de secretos.
  • Es por lo tanto indispensable, que el nuevo código penal entre en vigencia en noviembre de este año.
  • Es por lo tanto indispensable, mantener a la cúpula de las FFAA bajo el control de la dictadura.

La operación preludio ya dió inicio. La dictadura pondrá toda su capacidad maquiavélica para por lo menos asegurar el final de este ilegal segundo mandato, pues cada minuto que pasa, es para estos delincuentes ganancia. Tanto para la dictadura como para el pueblo, lo que está en juego es la libertad.

Debemos continuar en la lucha que asegure que el preludio sea el incio del final de los tiempos de la corrupta dictadura y no un paso más, a la impunidad absoluta de la mafiocracia. La diferencia está en nuestra voluntad.

Facebook Comments