La Plataforma Social Ciudadana por Honduras Denuncia ante el Pueblo de Honduras la jugada alevosa de la cúpula del Congreso Nacional.

0
646

La Plataforma Social Ciudadana por Honduras (PSC) reúne la fuerza de diferentes actores y personas del sector político, gremial, empresarial, intelectual e independiente del país. Esta plataforma ha denunciado la grave intención por parte de la dictadura, a través de la cúpula del Congreso Nacional y de otros actores, de utilizar el congreso móvil en Lempira, para la ejecución de un delito contra los intereses del país.

En un comunicado la PSC indica que la decisión de Mauricio Oliva de convocar a sesión móvil para la próxima semana, tiene como finalidad continuar cometiendo delitos de gravedad impunemente contra la democracia y la forma de gobierno. Actos que pueden sumarse a los otros ya cometidos que podrían ser constitutivos de traición a la patria.

El objetivo de mover la sesión del congreso a Lempira radica principalmente en crear el ambiente propicio para aprobar a matacaballo, sin contar con el sistema electrónico que garantice la auditoría social ciudadana de la votación, las reformas cosméticas electorales y la reglamentación de la reelección, todo esto en el afán de mantener el poder de la dictadura con el control absoluto de la nación y limpiar los delitos cometidos por el actual usurpador y otros miembros, entre estos congresistas de la pasada y actual administración.

La jugada delincuencial de la cúpula del Congreso es además, poder realizar la sesión fuera del alcance de la indignación popular que exige la NO reglamentación de la reelección por ser esta ilegal, evitando así las masivas protestas en contra de esta acción inconstitucional que están a punto de cometer.

De perpetuarse este nuevo golpe a la democracia del país, los actuales diputados que formen parte de esta sesión y participen en la votación aprobando esas medidas, serán conocidos por el pueblo como traidores a la patria y sus delitos no serán impunes ante el pueblo.

Estando en un ambiente de crisis política y crispación social, es cuando toda acción de servicio público debería cumplir con las normas más estrictas de transparencia y no a través de las mal acostumbradas transas y negociaciones a espalda del pueblo.

Facebook Comments