Se abre investigación en contra de Pepe Lobo por desvío de L160 millones

0
150

Los entes fiscalizadores del Estado emprendieron una nueva línea de investigación contra el expresidente Porfirio Lobo Sosa por el supuesto desvío de 160 millones de lempiras asignados a Casa Presidencial por el Patronato Nacional de la Infancia (Pani) para presuntos programas de asistencia social.

Documentos oficiales a los que tuvo acceso Diario LA PRENSA revelan que la millonaria transferencia se concretó el 15 de noviembre de 2013, mediante dos cheques números 25553 y 25554 por un valor de 80 millones de lempiras cada uno.

El millonario movimiento de recursos se realizó 10 días antes de las elecciones generales de ese año y 11 semanas antes de que el entonces presidente Lobo entregara la banda presidencial al nuevo gobernante electo.

Los fondos, provenientes del convenio de cooperación entre los Gobiernos de Honduras y Canadá, fueron depositados por el Pani en la Tesorería General de la República y posteriormente trasladados a la Secretaría de Finanzas, cuyas autoridades hicieron el desembolso a Casa Presidencial en tiempo récord.

Esta nueva indagación forma parte de un voluminoso dossier en el que se logró identificar movimientos irregulares, autorizados por el Consejo Directivo del Pani (Codipani) a favor de la Presidencia por un valor global de 310 millones de lempiras para supuestamente financiar programas de asistencia social ejecutados por el Gobierno.

Al momento de practicar el análisis financiero se identificó que en el transcurso de cuatro meses Casa Presidencial realizó cinco solicitudes de fondos a la Secretaría de Finanzas para “cubrir necesidades de apoyo institucional para la seguridad presidencial por un monto de 106 millones de lempiras”.

“Estas solicitudes de fondos fueron atendidas por Finanzas, las cuales representan un gasto excesivo y totalmente injustificado, ya que según lo expuesto por el mismo Gobierno, el Estado de Honduras atravesaba por una severa crisis financiera que imposibilitaba brindar, inclusive, ayudas sociales a la población más vulnerable del país”, cita el análisis financiero al cual tuvo acceso LA PRENSA.

Producto de esta investigación se pudo constatar que las autoridades de Finanzas y Casa Presidencial consumaron la supuesta malversación de 25 millones de lempiras por haber ejecutado fondos con fines contrarios a lo estipulado en la resolución emitida por el Codipani.

Por este último hecho se encuentran denunciados ante la Unidad Fiscal el exmandatario, y el exadministrador de la presidencia, Wilfredo Cerrato Durón.

Autorización récord

Los 160 millones que son objeto de investigación, según el acta oficial a la que se tuvo acceso, fueron autorizados por el Codipani el 13 de noviembre de 2013. Dos días antes, el entonces viceministro de Finanzas Carlos Manuel Borjas Castejón solicitó a la directora del Pani, Golda Santos, mediante oficio DGP-192-2013, la citada cantidad de dinero bajo el argumento que “Honduras atravesaba por una severa crisis financiera”, lo que no permitía al Gobierno cumplir con las obligaciones de recursos para proyectos de asistencia social.

Por estos hechos se busca configurar delitos de fraude, malversación y abuso de autoridad contra Lobo, la exdirectora del Pani, Golda Santos, y el viceministro, Borjas Castejón. Golda Santos fue despedida en noviembre del 2018 del Patronato Nacional de la Infancia (Pani) tras fungir en la dirección desde el gobierno de Porfirio Lobo Sosa y de la ex primera dama Rosa Elena Bonilla de Lobo. La salida de dio en medio de investigaciones del Ministerio Público (MP) sobre presuntas irregularidades.

Facebook Comments