Tegucigalpa, Honduras

La Comunidad Lésbica, Gay, Bisexual, Transexual e Intersexual (Lgtbi) vuelve a la lucha por la aprobación del matrimonio del mismo sexo.

El pasado miércoles, la Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) admitió un nuevo recurso para anular la prohibición vigente sobre este tipo de unión.

El escrito fue presentando por la comunidad gay, Arcoíris de Honduras, quien solicita la inconstitucionalidad de los decretos legislativos 176-2004 y 35-2013 que reforman al artículo 112 de la Constitución de la República, donde se expresa claramente que “se prohíbe el matrimonio y la unión de hecho entre personas del mismo sexo. Los matrimonios o uniones de hecho entre personas del mismo sexo celebrados o reconocidos bajo las leyes de otros países no tendrán validez en Honduras”.

Donny Reyes Velásquez y Alex Zorto, representantes de la comunidad Arcoiris Honduras manifestaron que esperan la respuesta positiva de parte de la Corte en los próximos días.

En noviembre del 2018 , se declaró inadmisible un primer recurso presentado por “falta de legitimación”, no obstante, la ley permite que esta se vuelva a presentar.

Oposición

El pastor Alberto Solórzano, de la Confraternidad Evangélica de Honduras, manifestó su oposición a dicho recurso por considerarlo un atentado a “las normas establecidas por Dios” y que atentan contra la familia. El líder religiosos llegó a la Sala de lo Constitucional para oponerse.

Por su parte, la diputada Doris Gutierrez, expresó que aunque la Corte puede modificar la Constitución, considera muy poco probable que esto permita el matrimonio homosexual por “la cultura machista en Honduras”.

Facebook Comments