Orlando Pinto posiblemente socio de Tony Hernández.

0
486

Tegucigalpa, Honduras.

Como una persona de bajo perfil, cauteloso y muy hábil describen a Orlando Pinto Espino las autoridades en Honduras, quienes aseguran que montó una estructura en la zona sur para dirigir las operaciones de narcotráfico y dar paso a los envíos de droga por el Pacífico.

Para consolidar el centro de operaciones que instaló en el sur desde 2010, no solo buscó a los mejores aliados, sino que también construyó pistas de aterrizaje clandestinas y hasta un helipuerto en el municipio de El Triunfo, Choluteca, que cinco años después sería destruido por las autoridades cuando ejecutaron la Operación Errabundo “Era muy astuto, diligente y le gustaba pasar inadvertido.