Miles de migrantes que tienen como objetivo llegar a Estados Unidos, se encuentran acampando en el estadio en la capital de México.

Se han contabilizado alrededor de 2,000 migrantes, pero la cantidad de personas va aumentando. Las instalaciones tienen capacidad para albergar aproximadamente 6,000 personas.

Los migrantes pasaron la noche en colchones y mantas para protegerse del frío de la capital mexicana, algunos llevan un brazalete que significa que ya han sido censados.

El mercado central de la ciudad ha donado toneladas de frutas para que las personas pudieran alimentarse.

La Comisión de Derechos Humanos de la capital del país, asegura que la ciudad se prepara para recibir más migrantes que podrán permanecer en el estadio el tiempo que sea necesario.

La Cruz Roja recibió muchos migrantes en busca de tratamiento para dolor de pie, infecciones respiratorias, diarrea, entre otras enfermedades. Funcionarios municipales administraron vacunas contra el tétanos y la influenza.

Los migrantes buscan mejores oportunidades en territorio estadounidense, dejando atrás la pobreza, violencia de las pandillas y la inestabilidad política de sus países de origen.

La caravana de migrantes salió de San Pedro Sula y otras más salieron días después con intención de alcanzar la primera y llegar en un solo grupo a Estados Unidos.