Se ha cumplido un año en el que trágicamente dos disparos le cegaron la vida al joven Carlos Emilio Collier Núñez.

Todavía se está a la espera que el caso se esclarezca y se le deduzca responsabilidad a los cinco amigos que fueron los últimos en verlo con vida esa noche y a quienes se les involucra en su muerte.

Dicho acontecimiento sucedió el 11 de octubre del 2017 al interior de un vehículo donde se transportaba el joven junto con cinco de sus amigos: Carlos Alfredo Alvarenga Romero, Elías Taufic Chaín, James Alexander O’connor, José Carlos Zamora y Olga María López Ferrufino.

Los implicados se encuentran recluidos en el Centro Penitenciario de Támara con la medida de prisión preventiva, a la espera de que se realice el juicio oral y público, programado para el lunes 19 de noviembre en la sala II del Tribunal de Sentencia en la Corte Suprema de Justicia (CSJ).

El joven Carlos Alvarenga conocido como “Susano”, se le supone responsable del delito de homicidio en su grado de ejecución de autor, mientras que los cuatro muchachos restantes son sindicados por el delito de cómplices de homicidio.

La madre de Collier, Tatiana Núñez, expreso que “todos los días son súper tristes, no podemos vivir tranquilos sin él, y hoy no es la excepción”.

“Con hoy son 365 días que se cumplen por el trágico fallecimiento de mi hijo, del homicidio que cometieron contra él, mis abogados y yo estamos seguros que los que le hicieron esto a Carlitos pagarán por ello, lo único que nos queda es que se haga justicia, porque cuando se sabe quiénes son los culpables de algo simplemente podemos pedir eso, que se haga justicia, ya me pasó a mí, espero que no siga pasando esto”, indico la apesarada madre.

Núñez, sostiene que a su hijo lo mataron y que los responsables de la muerte deben recibir una condena, dijo que “estamos preparados para el juicio, esperemos que el fallo sea correcto”.

Por otro lado, las madres de los cinco jóvenes, manifestaron que para ellas también es un año doloroso, no solo por la muerte de Carlos Collier quien era amigo cercano de sus hijos sino también por la condición de sus hijos que se encuentran privados de libertad.

Los abogados que defienden a los cinco sospechosos en este caso sostienen que la muerte de Collier Núñez se trató de un accidente por parte de él mismo, quien manipuló el arma que portada la noche del hecho.

Facebook Comments