El ministro de Educación, Marcial Solís, comentó que se está analizando la extensión del año lectivo por una o dos semanas. También se analiza la propuesta de que los alumnos vayan algunos sábados para recuperar los días de clases perdidos.

La situación se debe a que varios centros escolares de los departamentos de Francisco Morazán, Choluteca y Valle están siendo utilizados como albergues para los afectados.

“Tenemos una situación que es general a nivel nacional donde estamos tratando de normalizar las clases, estaremos tomando disposiciones que avisaremos oficialmente a nuestros directores departamentales, municipales y distritales”, mencionó Solís.

Agregó también que “los fenómenos climatológicos no han desaparecido y se deben tomar medidas de precaución, también se le brindará apoyo psicológico a los alumnos que hayan resultado afectados por las lluvias. En el caso de los colegios de San Pedro Sula que paralizaron los estudiantes por exigir el bono estudiantil, es un abordaje diferente”.

Dejar respuesta